Consigue colocar tus canciones en una playlist de Spotify o Apple Music

¿Te has preguntado cómo colocar tu música a las Playlists de Spotify o Apple Music? ¡MúsicoDIY te explica cómo hacerlo en ambas plataformas!

¿Te has preguntado cómo colocar tus canciones en las playlists de Spotify o Apple Music? ¡MúsicoDIY te explica cómo hacerlo en ambas plataformas!

El poder de las playlists de las plataformas de streaming no es ningún secreto. En ocasiones, colocar tus canciones en las playlists de Spotify o Apple Music puede ser suficiente para llevarte al éxito.

Las playlists se han convertido en una importante manera, para los aficionados a la música, de buscar nuevos artistas en Apple Music, Spotify, Deezer, y demás. Algunos servicios de playlist incluso captan la fuente de audio de diferentes servicios, de modo que la playlist es accesible desde múltiples plataformas.

Las canciones de una playlist creada por un curador se agrupan para dirigirse a un público muy específico y eso significa más escuchas, más oportunidades de compartir, más ingresos para los poseedores de los derechos, y la oportunidad de llevar tu música a oídos de los supervisores musicales, muchos de los cuales escuchan playlists como forma de encontrar las canciones adecuadas para producciones de TV, cine, videojuegos…

Estas oportunidades son, precisamente, la razón por la que muchos sellos PAGAN mucho dinero por salir en las playlists más importantes. Sin embargo, y si tienes en cuenta los consejos que te damos a continuación, TÚ puedes tener tu oportunidad, se trata solo de que te empeñes en provocarla.

Para empezar, ¿quién está creando playlists en los servicios como Spotify o Apple Music?

¡Todo el mundo! (Aunque esto no es muy útil para conocer tus opciones o para crear una estrategia para contactar a esos creadores de playlist). Aquí tienes una lista más concreta de creadores de playlists de música en streaming.

  1. Blogueros y websites de actualidad musical: “Las mejores canciones de Americana Tracks” “Bowie en Berlín,” etc.
  2. Revistas y semanarios: “Canciones de los mejores artistas en concierto en la ciudad esta semana”, “Pitchfork Selects”, etc.
  3. Figuras políticas: como por ejemplo esta lista de favoritos de la candidata demócrata Kamala Harris.
  4. Curadores internos de los propios servicios de streaming (Spotify, Apple Music, etc.): “Depeche Mode: Influencias,” “Canciones populares que nunca fueron Hits”, “Música para estudiar”, “Indie-Pop desconocido”, etc.
  1. Escritores y poetas: Playlists que recogen una selección de la música que inspira o complementa sus libros (como la lista de Spotify de David Biespiel para su libro de poesía Charming Gardeners).
  2. Marcas: de marcas de coches a firmas de moda crean sus propias playlists patrocinadas en la plataforma, como esta playlist de la música que suena en las tiendas de H&M.
  3. Otras bandas: Otras bandas pueden hacer playlists para seleccionar la música que escuchan cuando van de gira, o canciones de bandas con las que van a tocar los próximos seis meses, o músicos de su zona a los que admiran.
  4. Emisoras de radio: Listas como «La canción del día en KEXP», o «Summertime with Gladys» de Radio Gladys Palmera.
  5. Aficionados a la música: Quizá el creador más evidente y el menos valorado: el entusiasta medio de la música (hay literalmente millones haciendo playlists de todo tipo y en todas partes).
  6. ¡Tú!: Sí, te estoy mirando a ti.

Pero antes de llevar tu música a las playlists de los demás, hablemos de cómo crear la tuya propia

Es relativamente fácil. En este post de Músico DIY te explicamos en detalle cómo hacerlo.

Puedes escoger un tema cualquiera y empezar a recopilar canciones. La idea es colocar algunas de tus canciones en la mezcla. Pero solo unas pocas. Da espacio a otros artistas para que sea verdaderamente un mix, no simplemente una lista de tus grandes éxitos.

Las listas colaborativas son también una buena manera de involucrar a tus seguidores. Y siempre puedes hacer equipo con otros artistas para hacer promoción cruzada de tu música: tú pones sus canciones en tu playlist, y les pides a ellos que incluyan una canción tuya en su próxima playlist.

Oh, y aquí viene la parte realmente importante: habla a la gente de tu playlist. Díselo a tus seguidores, a otras bandas que han sido incluidas, publícala en redes sociales. Te interesa que el mayor número posible de gente escuche y comparta estas canciones.

Cómo conseguir que tus canciones entren en playlists importantes

Ok, para esta parte necesitarás un poco más de esfuerzo.

Para conseguir que tu música entre en playlists de alto nivel, necesitarás, esencialmente, presentar tu música a un influencer, curador, blogger, directivo, etc…

PERO ten en cuenta que estos tipos pueden verse inundados por mensajes similares de cientos o miles de artistas, así que haz que tu presentación comunique claramente qué ventajas tiene tu música para la persona con la que estás contactando.

En otras palabras, sé personal, sé claro, sé breve, sé agradable, sé útil, sé honesto y pónselo fácil.

¿Cómo?

Verifica tus perfiles en Spotify y Apple Connect

Los curadores internos de las plataformas son reacios a incluir material de artistas que no han verificado su perfil en las plataformas de streaming. Así que:

  1. Verifica tu perfil de artista en Spotify
  2. Solicita tu perfil de artista en Apple Music a través de “Apple Connect”

Haz que el mayor número posible de tus fans te sigan en su plataforma favorita de streaming

Los curadores de Playlists no siempre necesitan ver que tienes un gran éxito y eres famoso. A veces lo realmente importante es la música. PERO cuanto más evidente sea que tienes seguidores (y que esos seguidores son activos en la plataforma que aloja sus playlists), más evidente será para ellos la ventaja de tener en cuenta una de tus canciones.

Así que comparte enlaces a tus perfiles en Spotify y Apple Music en redes sociales, en tu website, y por email. No temas pedir a tus seguidores que te sigan en Spotify o Apple Music. Algunos de esos fans ocasionales que son usuarios esporádicos de los servicios de streaming podrían no saber ni siquiera que pueden seguirte.

Mantén en orden todo tu “hogar digital”

Website. Redes sociales. Fotos para prensa. Biografía artística. Calendario de conciertos. Etc.

Que sea todo relevante y esté al día.

Cuantas más de estás cosas estén en regla, mejor impresión causarás cuando el curador de una playlist se decida a investigar algo más sobre ti y tu música. 

Trabaja con tiempo

Todas las cosas mencionadas anteriormente necesitan tiempo. Y el tiempo es normalmente escaso cuando estás a punto de lanzar un nuevo álbum o sencillo. Así que date algo de espacio y haz las cosas con antelación a tu fecha de publicación.

Si te estás dirigiendo a una playlist que se confecciona in-house, es más posible que incluyan tu material si se lo envías con una o dos semanas de antelación. Esto les da la flexibilidad que necesitan para estrenar una nueva canción conjuntamente con la presentación de la playlist.

Ocurre lo mismo con un blog musical popular. Querrán saber de tu sencillo antes del lanzamiento (y saber que estará disponible en Spotify, etcétera, en tal fecha). Esto les ayudará a planificarse adecuadamente si quieren incluir tu canción en una playlist de carácter temporal, como “Las mejores nuevas canciones de esta semana”.

Busca playlists que te gustan y date a conocer

Haz un poco de trabajo de campo. Empieza por hacer una lista de playlists que adoras absolutamente, fijándote con atención en si tu canción es adecuada al género musical o tema de la playlist. Síguelas (desde la cuenta de tu banda) en la plataforma de streaming correspondiente, y mira si tienen también presencia en Twitter, Facebook, Instagram, etc. y síguelas también allí.

Y no menosprecies las playlists creadas por negocios locales, semanarios, emisoras de radio, bibliotecas y demás. Claro, te interesa entrar en una de las importantes playlists oficiales de Spotify, pero puede ser que, gracias al impulso que te dan un montón de pequeñas playlists, llegues a llamar la atención del equipo editorial de Spotify.

Una vez hayas encontrado y sigas unas cuantas buenas playlists, habrá llegado el momento de mostrarles tu reconocimiento. Deja comentarios. Sé insistente. Demuestra (casualmente) a la persona que programa la playlist que eres un experto en sus gustos musicales.

Y, por supuesto, no seas pesado o adulador. La idea es comenzar una interacción honesta y de baja intensidad con el “creador de tendencia” al otro lado de la playlist. Esto no debería ser demasiado difícil, si tenemos en cuenta que ya te ENCANTA la música que está recopilando, ¿no?

Por último, no envíes tu música… todavía.

Retén a tus caballos, y utiliza este tiempo solo para establecer la relación.

Ok, AHORA contacta con los curadores de playlists

Una vez has hecho el trabajo de campo y te has situado como un seguidor conocido de la playlist (y no solo otro músico más que quiere ser incluido), es momento de presentar tu propuesta.

Jørn Haanæs da estos consejos en un artículo de MusicThinkTank sobre Playlists de Spotify:

¡A todo el mundo le gusta algo nuevo! Antes de que tu canción sea pública en las plataformas de streaming, envía una nota personal con un enlace privado a la nueva canción a los curadores de playlists que van a ser tu objetivo. Algunos de ellos pueden ser creadores de tendencias, medios o gente normal que crea muy buenas listas. Puedes seguirlos en la plataforma o investigar un poco y enviarles un email.

Para dirigirte a playlists que son curadas por la propia plataforma, busca los “contactos para artistas” de las plataformas en tu área geográfica. Cada plataforma de streaming tiene varios. Recoge esos contactos y dirígete a ellos, pidiéndoles sugerencias sobre cómo puedes enviarles tu música, para que sea tenida en cuenta en las playlists de tu género musical en las que mejor encaja tu música.

Envía emails breves y concisos con enlaces visibles a tu música, así como información que especifique a qué listas te estás dirigiendo. Ponlos brevemente en antecedentes sobre la banda y hacia dónde están apuntando.

Ve al grano

Con la intención de que tu presentación sea breve, te conviene ser concreto desde el inicio y explicar por qué tu canción es perfecta para la playlist. Esto puede implicar mencionar el género, tema, asunto, instrumentación, algo notable de tu carrera, o cualquier combinación de estos factores.

Por ejemplo, si escribes al tipo que dirige la playlist “Versiones de Clásicos de la Música Electrónica”, puedes empezar el email con algo así: “Me gustaría que escucharan mi nueva versión en 8-bits de “Computer Love” de Kraftwerk”.

Lo que quiero decir es que la gente que gestiona las playlists está muy ocupada, por lo que deben ser capaces de decidir si tu canción les interesa en unos pocos segundos.

Has conseguido entrar en una playlist: comparte la noticia (y la playlist)

Una vez más, el objetivo es conseguir reproducciones, así que comparte la playlist con toda la gente que puedas. Puedes considerar incluso la promoción pagada en Facebook o Twitter (dirigiéndote a tus actuales seguidores y a gente que sigue la correspondiente plataforma de streaming, género musical, etc.)

Cuando compartas la playlist, etiqueta la plataforma y el creador de la playlist si es posible, así ellos también podrán compartir la noticia.

Continúa, continúa, continúa

Jørn Haanæs, en este artículo de ThinkTank que mencioné antes, continúa hablando de mantener y mantener la relación con todo aquel que incluya tu música en su playlist.

Estos divulgadores de tu música crecerán contigo en los años venideros. Mantén el contacto e involúcralos cada vez que publiques una nueva canción. Invita a estas personas a tus conciertos cuando estés en su zona e intenta crear relaciones auténticas con ellos. Pregúntales qué les parece tu nuevo material antes de publicarlo e inclúyelos entre la gran familia de tu banda.

Lo que nos lleva a un último punto.

Empieza siempre por pensar que los creadores de playlists son ACCESIBLES

La mayoría de la gente que crea listas son aficionados totales a la música, como tú. Quieren descubrir las mejores canciones nuevas Y grandes canciones que se les puedan haber escapado. Quieren descubrirlas, amarlas, compartirlas, y ayudar a esos artistas a llegar a un público mayor.

Algunos curadores dejan claro (explícita o implícitamente), que su proceso de decisión es un sistema cerrado. No quieren peticiones ni quieren propuestas. Si ese es el caso, respeta sus deseos y déjalos estar.

Pero si no es así, deberías asumir que los curadores de playlists están acostumbrados a ser contactados y han desarrollado un sistema para atender estos mensajes. Si han hecho públicas esas normas, sigue, por todos los medios, sus instrucciones para proponerles música.

En caso de que no se hayan establecido instrucciones, intenta que tu presentación sea breve, respetuosa y clara con la intención de ayudarles verdaderamente a hacer su trabajo. Si piensas que conseguir colocar una canción tuya es como escalar las murallas de un castillo, de entrada no debes lanzar un garfio para escalar el muro. Mejor llamar a la puerta esperando ser bien recibido (como mínimo) y, si tienes suerte, ver cómo te franquean la entrada para pasar al interior.

¿Has tenido éxito con las playlists? ¿Con cuáles? ¿Cómo conseguiste que incluyeran tus canciones? ¡Me encantaría escuchar tus consejos en los comentarios!

 

Leave a reply

Your email address will not be published.